SER NOSOTROS frente al conflicto

“Se puede construir un nosotros desde la certeza de que, si alguna vez dos personas se aventuraron a decir que sí para toda la vida, a entregarse por entero a la otra persona y a recibirla a su vez, eso implicó el compromiso de cuidarse todos los días”

María A. Cornu Labat. Ser Nosotros, pág. 25

Entrar en conflicto con la otra persona es muchas veces una decisión.

Presentarle al otro una lista de reclamos para plantear que cambie es una moción que implica estar preparado para que el otro te presente su propia lista de quejas. Esperando el cambio por parte tuya. Es así. Si ataco, el otro se defiende. Se entra en conflicto. Siempre puedo encontrar qué puedo reclamar. Sabiendo que el otro siempre va a encontrar qué tiene para reclamarme a mí.

Entrar en conflicto con el otro es una decisión. Pararme desde otro lado es otra decisión. ¿Desde dónde?

Desde la comprensión.

Desde la aceptación.

Desde la escucha.

Desde el autoconocimiento.

Desde la reflexión.

Desde la conciencia de los propios errores.

Desde la actitud de ayuda, de servicio.

Desde la decisión de dar, de darme, de mejorar.

Desde el cambio.

Desde el perdón.

Desde el amor.

Desde el compromiso de Ser Nosotros.

 

 

Ser Nosotros. Chispazos.

La tercera etapa del deterioro. ¿La separación como solución?

“… Y frente a una situación inesperada de gritos, insultos, de “violencia”, en el contexto de una separación, recurrir a un abogado tiñe todo de conflicto. Un conflicto en el que dos partes que están enfrentadas se paran una frente a la otra. Cada una necesita que alguien la represente para defender sus derechos, que se supone fueron de alguna manera avasallados por el otro. Pero cuando se llega a esa instancia, se juega inevitablemente un rol. Se juega desde un lugar en el que queda poca flexibilidad para moverse, para actuar. Cada personaje está agazapado en su refugio, con su defensa lista. Porque se para a la defensiva. Difícilmente queda otra. ¿Negociar? Sí, seguramente se va a negociar desde ese mismo lugar. Donde se defiende uno del otro, donde se delega en el profesional que aparece la calidad de representante o de patrocinante. Ya no se puede dialogar con el otro.
La irrupción de los abogados plasma la ruptura misma de la intimidad. De esos códigos únicos que son solo de una pareja. De ese idioma que solo entiende un par. Tristemente, en medio de una situación de desconcierto, en el contexto de una separación, es lo normal apelar a ese recurso, sin medir exactamente qué consecuencias traerá aparejadas. Cuando dos que están pasando por un momento de desconcierto y de desencuentro no han enfrentado las causas de tales realidades, ni han intentado trazar un plan de acción, sino que simplemente se han distanciado como esperando que el aire fresco de la lejanía arrastre las diferencias, los desencuentros, y traiga consigo las soluciones, la intervención de un tercero es, al menos, peligrosa.

¿Habrá alguna solución llegada esta instancia? Y, sí. Siempre hay soluciones. Siempre que haya ganas, hay soluciones. La sola idea de tener la intención de dar un paso, de buscar una salida, es una solución.

En medio de esas crisis, solemos hablar de “defensa”, de defenderse uno de otro. El primer paso para caminar en busca de una solución es bajar esas defensas. Corrernos de ese lugar, de esa necesidad de estar a la defensiva.

Bajar las defensas es estar al desnudo frente al otro. Este soy yo. Esta soy yo. Quiero saber qué nos pasó. Quiero escuchar qué sentís. Quiero entender qué esperás de mí. Quiero poder darte lo que me comprometí a darte. No es tarde. Empecemos de nuevo si es necesario.
No te quise ofender. Perdón si lo hice. No te quise asustar, pero estoy enojado. No quiero salir con otro, pero tengo miedo de que ya no me registres como mujer, que no te guste, que no me veas atractiva.
Grité mucho, estaba indignado. No pude contener mi llanto, me pasan cosas con vos. Me siento defraudado, no te puedo imaginar saliendo con otro.

Entonces, a ninguno de los dos le sorprende la reacción del otro. No es una amenaza ya, no es una excusa para responsabilizar a la otra persona, no se trata de echar culpas. Se trata de dar este primer paso de bajar la guardia y comprender, comunicar, escuchar… ”

María A. Cornu Labat. Ser Nosotros, p. 37-39.

El Reconocimiento – Un poco más…

Tenemos presente que el reconocimiento es el resultado de una nueva manera de mirar a nuestros seres queridos. Desde sus logros, sus cosas positivas, sus esfuerzos por superarse. Mirar todo alejándonos de lo que a veces tan bien nos sale que es ver lo que falta, lo que no está hecho, lo que está incompleto. Y, un paso más, aprender a expresarlo, a regalarle al otro el reconocimiento en un gesto, en una palabra.
Ahora te invito a un poquito más…
Desde una mirada positiva y amorosa hacia tu interior, animate a descubrir:
Algo que, en la cotidianidad, no extraordinario, hace más feliz tu vida porque está dado y hecho… Tal vez ese sabor a hogar, esos olores que extrañás y te hacen falta, esos sonidos que te hacen bien, esa estabilidad. Y todo eso es atribuible al otro, a tu amor, a tu compañero, y no solés registrar porque está, porque es una pacífica presencia siempre. Y está gracias a tu amor. Y eso hace tu vida más fácil, más plena.
Registralo, primero en tu interior, encontrándote con ese sentimiento de plenitud.
Y anímate a formularlo y expresárselo como gratitud a tu amor en forma de regalo, de reconocimiento…

Ser Nosotros… chispazos

“Se puede construir un Nosotros desde la certeza de que, si alguna vez dos personas se aventuraron a decir que sí para toda la vida, a entregarse por entero a las otra persona y a recibirla a su vez, eso implicó el compromiso de cuidarse todos los días. “… Maria A. Cornu Labat. Ser Nosotros, pag. 25. 
#amorparatodalavida #sisepuede #sernosotros#compromiso #cuidado#camino

“En cada cliente que me consultaba veía a una persona en una situación de angustia y que pedía ayuda. Y no podía escapar a la certeza de que del otro lado había otra persona más, presa de los mismos sentimientos y el mismo dolor. Y que ambos se veían en la encrucijada de ponerse frente a frente, dejando en manos de terceros la tarea de construir certezas, armar conjeturas, argumentos y evidencias para sacar el mayor provecho posible de una realidad en la que todos son perdedores.” Maria A. Cornu Labat. Ser Nosotros. Pág.. 31

#divorcio #salirdelconflicto #perdón #comprensión#ayuda #sernosotros#sepuede

El Reconocimiento

View this post on Instagram

El Reconocimiento “… Qué diferencia haría a la convivencia simplemente el decir “qué rica comida que hacés cada noche”, o “cuánto valoro tu esfuerzo de llevar a los chicos al colegio cada mañana”, o “qué lindo es llegar a casa con hambre y encontrar el quesito que me gusta en la heladera”. Un abrazo fuerte al llegar también habla de reconocimiento, o una flor inesperada"… "Gestos, palabras, frases. El reconocimiento al ser amado por el empeño que pone en hacer bien lo que sea, aunque le corresponda por obligación, es un primer paso de respeto, de valoración y de registro del espacio del otro. "… "lo más transformador que tiene la práctica del reconocimiento es lo que produce en quien lo practica. El mecanismo que se pone en funcionamiento implica salir de uno mismo, registrar al otro."… " Mirarlo desde lo positivo. Ver qué es lo que esa persona aporta. Implica dejar de lado la mirada crítica, que a veces uno tan entrenada tiene, para encontrar lo bueno que esa persona regala"… "lo que engrandece el reconocimiento no solo a quien lo recibe, sino, y especialmente, a quien lo regala" … "Si empiezo a salir de mí y ver qué tienen de bueno los que quiero para regalarme, desde ya se empezará con un efecto positivo y contagioso que ayudará a los demás, no solamente a querer seguir dando lo mejor de sí mismos, sino a cambiar a su vez la mirada y descubrir en mí lo bueno que yo les doy"… " piensen en este solo gesto, que parece pequeño, o al menos no sofisticado, llevado al matrimonio. Poner en ejercicio el hábito de registrar las actitudes positivas, lo bueno, bello, grato que tiene ese ser tan amado, elegido por mí para regalarme. Poner en ejercicio el hábito de decirle al otro, además de registrar, lo positivo, bueno, bello, grato que me regala. "…. "Somos imperfectos. Todos los seres humanos lo somos"… "empecemos a buscar, y sobre todo en aquel a quien elegimos para toda la vida, lo bello que posee, y me regala, y se comprometió a hacerlo para siempre. Hagámosle más fácil ese camino hacia su propia plenitud. " … "Se puede. Vale la pena.” capítulo VII "Ser Nosotros". Maria Cornu Labat. #sernosotros #herramientas #comunicación #reconocer

A post shared by Ser Nosotros (@sernosotros) on