… en tiempo de cuarentena…

En las parejas que me consultan para que los acompañe en la búsqueda de recursos para abordar los conflictos que pueden estar atravesando, así como en los miembros de las parejas entre sí, hay un tema en el que encuentro acuerdo casi unánime.

El acuerdo consiste en que hoy no hay tiempo para pasar juntos, no hay tiempo para encontrarse, no hay tiempo para dialogar, no hay tiempo para comunicarse.

Llevados por el estrés, nos sumimos en el malhumor y se hace difícil que cada uno saque lo mejor del otro al cabo de un día de corridas, de tensiones, de agotamiento.

Si bien reconozco que esta cuarentena no nos va a librar del estrés, ya que la vida sigue, las preocupaciones se multiplican y nos invaden, eso no es diferente a hace unos días, sí nos ha devuelto la noción y el dominio (si cabe la expresión) del tiempo. Somos dueños de cada hora, de cada minuto del día y lo podemos administrar casi sin excusas.

Entonces, si bien el estrés sigue, las preocupaciones cambiaron de color, pero están, ahora tengo tiempo de conocer y reconocer al otro, de preguntarle y escuchar cuáles son sus preocupaciones. Tiempo de escuchar para entender por qué el grito de la semana pasada, porqué el portazo injusto, porqué el silencio malhumorado. Estos días raros nos devuelven tiempo para darme a conocer al otro, para explicarle qué me estresa, qué me preocupa, qué me desvela.

Tenemos tiempo para pedirnos compartirlo, tiempo para expresar las necesidades, en vez de esperar que las adivine.

Tiempo para ser cónyuges por fin. Para tirar del yugo juntos. A eso nos comprometimos. Y eso está desnaturalizando esta vida sin tiempo. Esta vida sin tiempo nos dificulta compartir, simplemente. Y de eso se trata la conyugalidad. Cargar desde la comprensión, las preocupaciones, el estrés, los sentimientos del otro, es tirar juntos del yugo, es volver a ser cónyuges, es una oportunidad que la coyuntura nos ofrece.

____________________________________________________________________________________________

AHORA… ¡MANOS A LA OBRA!

TRABAJANDO PARA ENCONTRARNOS

Lo primero es reconocerse, es poder decirle al otro lo bueno que encuentro en él o ella y mostrarle que allí estoy para ayudarlo a ser su mejor versión… y escuchar que ese otro tiene algo para decirme en la misma sintonía…

  • Los aliento: a poner en práctica esta dinámica, que es ágil, entretenida, comprometida y profunda…
  • Pueden hacerlo en pareja y además en el grupo familiar.
  • ¿Qué materiales necesitan?
  • Papelitos (si pueden ser post its de 3 colores, mejor¡!)
  • Algo con qué escribir para cada uno.
  • Espacio para reunirse.
  • ¿Qué hacemos?
  • Pienso en el otro.
  • Pienso en dos cualidades que me gustan o admiro del otro, las anoto en un papelito verde.
  • Pienso en una cosa que me gustaría ver más en el otro. Que, si hiciera más o estuviera más presente, lo haría mejor. Ojo¡! En positivo, siempre. No vale “no te cierres tanto”, sino “abrí más tus sentimientos a nosotros, compartí más lo que te pasa, pedí ayuda…” Lo anoto en un papelito amarillo.
  • Pienso en lo que yo puedo ayudarle a mejorar. ¿Cuál es mi compromiso personal con esa persona? Lo anoto en un papelito blanco.

 

  •  COMPARTIDA
  • Cada uno escucha lo que el otro tiene para decirle. Lo comunico hablando desde el YO al VOS. Miro al otro a los ojos y le hablo directamente.
  • Esto lo podemos aplicar uno al otro.
  • También con todos los miembros de la familia.

 

  • ¿Cómo lo hacemos entre varios? Por turno uno se sienta en una silla y cada uno de los miembros de la familia le va a decir su reconocimiento, su aspecto a mejorar y el compromiso personal.

 

  • En todos los casos, guardo lo que escribí y le regalo al otro el compromiso que hice para ayudarlo a ser una mejor versión de sí mismo.

 

*Cualquier inquietud en la ejecución de esta dinámica o en la puesta en común de los resultados, o lo que surja de este trabajo o cualquier otro, no duden en consultarme.

María A. Cornu Labat

Coach de matrimonio y familia.

mcornulabat@sernosotros.com   +541161413444

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .