El Ser Nosotros se ve en riesgo cuando atraviesa el deterioro en alguna de sus etapas. La buena noticia es que contamos con recursos para afrontarlo y salir adelante.

Estas últimas semanas el tema que decidí llamar “interferencias” se me hizo presente en variadas facetas. Y de la mano de historias. Y me tocó ayudar a reflexionar a las parejas sobre esto. Por un lado, la presencia de terceros que nos muevan el piso en una crisis.

Y, por el otro, cuando el nosotros está atravesando alguna etapa del deterioro, podemos vernos en la tentación, quizás en la necesidad de correr a desahogarnos en quienes nos quieren. En quienes nos quieren y además, sabemos que tomarán partido por uno (por mí). Escuchar que tengo razón, que el otro o la otra está equivocado, que siga en este camino, que cómo soporto tal o cual locura, es momentáneamente reconfortante.

Pero, cuando me enfrento con la realidad del ser amado, cuando quiero recomponer las cosas desde la miseria o la simpleza de lo que es, las palabras que antes confortaban, ahora confrontan…

Un solo recurso, un solo consejo: cuiden al otro, cuiden la intimidad, tengan pudor, cuiden lo que queda (aunque sean pedazos) para poder reconstruir.

Les comparto unas páginas de Ser Nosotros en las que abordé este tema. Y estos días se me hizo muy presente.

Cada uno es el tesoro más sagrado en manos del otro…

 

View this post on Instagram

SER NOSOTROS. pags 91 a 95 LAS ETAPAS DEL DETERIORO EN LA PAREJA… EL RIESGO DE LAS INTERFERENCIAS. (OTRAS). MÁS RECURSOS. El Ser Nosotros se ve en riesgo cuando atraviesa el deterioro en alguna de sus etapas. La buena noticia es que contamos con recursos para afrontarlo y salir adelante. Estas últimas semanas el tema que decidí llamar “interferencias” se me hizo presente en variadas facetas. Y de la mano de historias. Y me tocó ayudar a reflexionar a las parejas sobre esto. Por un lado, la presencia de terceros que nos muevan el piso en una crisis. Y, por el otro, cuando el nosotros está atravesando alguna etapa del deterioro, podemos vernos en la tentación, quizás en la necesidad de correr a desahogarnos en quienes nos quieren. En quienes nos quieren y además, sabemos que tomarán partido por uno (por mí). Escuchar que tengo razón, que el otro o la otra está equivocado, que siga en este camino, que cómo soporto tal o cual locura, es momentáneamente reconfortante. Pero, cuando me enfrento con la realidad del ser amado, cuando quiero recomponer las cosas desde la miseria o la simpleza de lo que es, las palabras que antes confortaban, ahora confrontan… Un solo recurso, un solo consejo: cuiden al otro, cuiden la intimidad, tengan pudor, cuiden lo que queda (aunque sean pedazos) para poder reconstruir. Les comparto unas páginas de Ser Nosotros en las que abordé este tema. Y estos días se me hizo muy presente. Cada uno es el tesoro más sagrado en manos del otro… María Cornu Labat. Coach de familia y parejas. Autora de Ser Nosotros #sernosotros #interferencias #aquienescucho #consejos

A post shared by Ser Nosotros (@sernosotros) on

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .